Ángel Casas Pescador

Bienvenido

La autoeducación es, estoy convencido, el único tipo de educación que existe

Isaac Asimov

Es con el mismo espíritu que el de Isaac Asimov con el que quiero documentar mi proceso de aprendizaje, pues hace tiempo me topé con una idea que asentó mi manera de ver el mundo: apuntar hacia la meta más valiosa que puedas concebir e ir acercandote gradualmente hacia la consecución de aquella meta mediante pequeños pasos.

En esta lógica y con esta convicción me pareció que escribir un blog y compartir mis ideas con cualquiera que se encuentre con estas páginas me sirve para acercarme hacia la conquista de mis metas, pues al transmitir mis ideas puedo obtener un conocimiento más claro sobre mis carencias y tal vez mi audiencia pueda ayudarme a correjir aquellos fallos en los que caeré sin ser consciente.

En este sentido, he tenido la suerte de hallar las cimas intelectuales que quiero conquistar durante mi vida, y, al igual que un granjero al sembrar unas semillas en la tierra comienza una relación viviente con la planta que crece para los años venideros con la promesa de ofrecer buena fruta o buen cobijo, busco mantener esta relación que comencé hace algunos años en el campo de la ciencia de ordenadores, la ciencia económica y el estudio de las matemáticas, siendo esta una relación que me llena con un sentimiento de plenitud a medida que enraiza mi conocimiento sobre el mundo que me rodea.

Habiendo vivido la mayor parte de mi infancia rodeado de naturaleza, he aprendido a apreciar su belleza y he ido lentamente desarrollando una conciencia sobre los misterios que ella esconde, es por ello que he decidido introducir en este blog una sección dedicada exclusivamente a la naturaleza y su belleza.

Post Aleatorio

La importancia de la respiración

Al nacer, damos nuestra primera bocanada de aire. Al morir, exhalamos la última. De hecho en muchos idiomas la palabra "exhalar" es sinónimo de "morir". La respiración, pues, se nos presenta como una parte indisociable de la vida humana, formando la base y fuente de todos nuestros actos en esta vida. Una respiración que puede promover la vitalidad del cuerpo y la mente o, como si de una espada de doble filo se tratara, afectar negativamente nuestra capacidad cognitiva y nuestro desempeño en la vida diaria.